top of page

Zeolita como intercambiador iónico para controlar el amonio en cultivos.



Una de las ventajas de la Zeolita en agricultura es el poder de renovar el suelo, capaz de hacerlo útil para la agricultura una y otra vez cuando este va perdiendo su fertilidad debido a la salinidad, esto es gracias al potencial que tiene de intercambiar iones o intercambio iónico.

El intercambio iónico es la capacidad que tiene la zeolita para desprenderse de iones propios y captar iones externos, en este caso, los disueltos en el agua. Esta característica es fundamental para entender la idoneidad de la zeolita como medio filtrante, pero, ¿cómo funciona?

El ion principal que la zeolita gusta de desprenderse es el sodio (Na) y lo que más le gusta captar es el ión amonio (NH4) que se forma como parte del proceso degenerativo de la materia orgánica que cae al agua. La zeolita, literalmente, se desprende de iones de sodio y capta iones de amonio. Esto es fantástico porque todo el amonio captado no reaccionará con el cloro del agua para formar las nefastas cloraminas. Sin embargo, la capacidad de captación de iones de amonio por parte de la zeolita no es infinita y de ahí que haya que realizar, periódicamente, una regeneración salina cuando se alcanza la saturación amónica.

Más adelante hablaremos de los suelos salinos, esperamos sigan suscritos a nuestros boletines o se suscriban a continuación, esperamos poder seguir interactuando y aportando a la comunidad, muchas gracias.

174 visualizaciones0 comentarios

Comments


Suscríbete a nuestro sitio

¡Gracias! seguiremos dándote buena información.

bottom of page