top of page

El SARS-CoV2 no es un arma


La viróloga china Li Meng Yan mediante un paper el 14 de septiembre y otro el 8 de octubre pasado de este año 2020 expuso el porque ella está segura de que el coronavirus fue creado en un laboratorio de China con propósitos genocidas, que estuvo siendo vigilada su investigación y amenazada de muerte para que no sea descubierto el origen del virus y que pueda salir a la luz.


Esto ocasionó un revuelo en la comunidad internacional, saliendo en portadas, entrevistas y reportajes de muchos medios del mundo, ya que ella trabajaba en el nivel 4 de un laboratorio de Wuhan, y que al ser ella una científica, tiene todo el respaldo de su carrera y con datos científicos que pueden confundir a cualquiera, pero no a los mismos virólogos, biólogos y expertos en microbiología que analizaron estos artículos, quienes rechazaron la hipótesis y descartaron sus conclusiones.


La explicación de Li, expone que la proteína S del covid que es la que permite introducirse a las células de uno u otro animal, es una modificación del virus zc45 mediante ingeniería genética para que pueda no solo introducirse a células de murciélago sino también a las humanas, al igual que el SARS-CoV1.


Muchos científicos como Javier Cantón, doctor en virología de España expone claramente que fuera detectable la modificación ya que primero sería idéntica al otro virus, cosa que no lo es, y segundo, que la proteína no tiene un conjunto único de propiedades característicos de las modificaciones genéticas, sino que es una diversidad de cambios y variaciones a cantidades propias de la evolución y mutación natural de un virus.


El ser humano con la tecnología actual no puede realizar esa combinación se ve en la imagen, son aproximadamente 3000 o 4000 nucleótidos, o sea, esa cantidad de modificaciones una por una para generar ese diverso y tan variado conjunto de elementos vitales de la proteína, si se intenta se tardarían cientos de miles de años, cosa que solo sucede en la naturaleza a través del tiempo. La única forma de hacerlo sería reemplazar toda la secuencia entera de la proteína del virus y colocar una de otro virus que ya funcione en humanos, pero como se dijo antes, sería reconocible al instante que viene de otro.


Aún se desconoce el motivo por el cual la Li expuso de esa manera su conclusión, pero lo que si se sabe es que actualmente ella es libre y va exponiendo su teoría sin ningún tipo de represión ni persecución, obviamente el gobierno Chino ha desmentido sus acusaciones y recomiendan a la población tener cuidado con lo que leemos ya que la desinformación puede generar pánico y el miedo incluso llegar a ser perjudicial para la salud.


Fuentes:






65 visualizaciones0 comentarios

Comentários


Suscríbete a nuestro sitio

¡Gracias! seguiremos dándote buena información.

bottom of page